Educación para la paz: juntos podremos

Este sábado 21 de septiembre se celebra el Día Internacional de la Paz. El secretario  General de Naciones Unidas ha emitido un mensaje que podéis ver aquí , en el que  nos insta a reflexionar, personalmente, y nos propone este lema: Educación para la paz.

Los profesores tenemos una gran responsabilidad, ya que la paz es algo que nace (o muere) en el interior de cada hombre, de cada mujer. Miles de personas pasan por nuestra vida a lo largo de nuestra carrera como docentes, tenemos el poder de dejar huella en cada una pero, ¿cómo educar para la paz?

paz

Lejos de los grandes gestos, que hacen mucho ruido y se quedan en fuego de bengala, mi padre solía salmodiar una cantinela que sin duda aprendió en su niñez: “Por un clavo se perdió una herradura. Por una herradura se perdió un caballo. Por un caballo se perdió un caballero. Por un caballero se perdió una batalla. Por una batalla se perdió una guerra. Por una guerra se perdió un reino”. Más allá del trabalenguas infantil, del juego de anáforas e hipérboles subsiste una enseñanza profunda en este poemita: cada persona cuenta, cada detalle minucioso y aparentemente invisible cuenta en esa lucha por la paz que debemos entablar todos cada día.

Una persona que sonríe con los ojos.  Un alumno que hace una broma inteligente en el chat, otro que nos da las gracias. Una vela que huele a pastel de navidad. Una tarde de compras con amigas. Todo cuenta, debemos aprenderlo y enseñarlo. Si, como afirmaba Cicerón,  “La paz es libertad en tranquilidad”, nuestra propia serenidad ganada con esfuerzo, nuestro gozo ante los pequeños detalles que deslumbran, crearán paz. Os propongo un reto: un día de tranquilidad absoluta en medio de la guerra cotidiana.

Rocío Arana

 

Rocío Arana es licenciada en Filología Hispánica, doctora en Ciencias del Espectáculo, poeta y profesora de Didáctica de la Literatura en UNIR

5 Comentarios en “Educación para la paz: juntos podremos
  1. Enhorabuena por el post: breve y sin un ápice de broza. Como autor de un libro centrado en la “otra comunicación”, es decir, NO verbal e informal, corroboro todo lo que escribes, Rocío.
    Por otra parte, como dice el sabio refranero español: “Toda piedra hace pared”, por pequeña que sea.

  2. Ana María Aguirre dice:

    Buenos días, Rocío, quería enviarte mis saludos cordiales y dejar constancia de que es uno de los dibujos más bonitos que he podido observar en estos días. Me uno a hacer descubrir cada día en mi familia y amigos, ese valor tan necesario en la vida cotidiana y en el Mundo, que es acrecentar la paz.

  3. Begoña Camblor dice:

    Recojo tu reto, Rocío. Al menos un día en paz, en tranquilidad.
    Muy buen post; sin duda, y sin creerlo a veces, uno puede educar y ayudar a educar para la paz. Nosotras que formamos a futuros maestros tenemos mucho que decir. hay muchos gestos bonitos en el día a día con nuestros alumnos, aunque sean virtuales.
    Que eso nos haga sonreír, estar en paz con nosotros y transmitir eso a los demás.
    Un abrazo

  4. Joaquín González dice:

    Enhorabuena Rocío por estas bellas palabras cargadas de sentido y profundidad.
    Ojalá pongamos acción y realidad a tus letras.
    Un saludo y a seguir así. :)
    Joaquín,

  5. ignacio dice:

    Muchas gracias Rocio, francamente hay sensibilidad y sentido de la responsabilidad. Un saludo. ign

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

 

sin ellos y muchos más, no sería posible