Educar para actuar frente a las drogas

chico drogasHoy 26 de junio es el Día Internacional de la lucha contra el uso indebido y el tráfico ilícito de drogas, establecido por la Asamblea General de las Naciones Unidas, tomando como objetivo “fortalecer las actividades necesarias para alcanzar el objetivo de una sociedad internacional libre del abuso de drogas” (Fuente: www.un.org).

¿Qué podemos hacer como ciudadanos de a pie en este sentido? o aún más, ¿qué podemos hacer como educadores, maestros, formadores, … o cualquier otro perfil vinculado al ámbito educativo?, pues la respuesta sería “educar para el respeto”.

Educar para el respeto a uno mismo, y a los que tenemos a nuestro alrededor.

El consumo de drogas no es algo novedoso, desde el principio de la humanidad se han utilizado en medicina y/o rituales, sin embargo el paradigma de consumo de aquellas drogas naturales, ha cambiado a la fabricación de sustancias en laboratorio cada vez más dañinas para la persona, unido a grandes flujos económicos que se consolidan desde la producción y la comercialización siendo el último y principal perjudicado el consumidor de a pie, que muchas veces irrumpe en el consumo desde el desconocimiento y cuando lo hace ya es tarde porque está atrapado física y psicológicamente en un entorno que te deja salir con dificultad.

Como profesionales de la enseñanza, hemos de formar en el respeto, garantizando una formación e información de calidad en estos aspectos, que hagan que nuestros pequeños sean ciudadanos críticos y responsables mañana. Educadores formados que sepan dar respuestas a los estudiantes que tienen frente a ellos, de forma justificada, para que puedan actuar frente a las drogas “sin perder su autonomía e independencia personal” (Fuente: El maestro como protagonista).

“Si la historia de la humanidad es la historia de la educación, la historia de la propia vida es la del magisterio que se haya tenido” (Fuente: FAD).

Siempre que en el calendario está marcado uno de estos días, me cabe pensar ¿será la última vez?, ¿servirá de algo?… Hoy la respuesta la tengo clara, esto no acabará, porque este tipo de prácticas dan más beneficio económico que las prácticas legales (¿cuánto más rentable es una plantación de marihuana que una de patatas?), sin embargo, creo que sirve para concienciar a una población en formación, para unos jóvenes cargados de inquietudes y buenos propósitos, a los que hemos de dar herramientas para confiar en ellos y en aquellos que tienen cerca.

 

“Yo no soy un maestro: sólo un compañero de viaje al cual has preguntado el camino. Yo te señalé más allá, más allá de mí y de ti mismo” George Bernard Shaw

 

Arteaga_BBlanca Arteaga

Licenciada en CC. Matemáticas y Doctora en Educación. Especialista universitario en Atención a la Diversidad. Máster en Nuevas Tecnologías aplicadas a la Educación. Profesora en UNIR.

5 Comentarios en “Educar para actuar frente a las drogas
  1. Rocío Arana dice:

    Un post muy interesante: la perspectiva del respeto.

  2. Mercedes Querol Julián dice:

    Totalmente de acuerdo Blanca, lamentablemente los intereses económicos no permitirán que esto acabe, pero es desde la educación que podemos aportar un granito de arena en la concienciación social y el respeto a uno mismo a y los demás, tal y como apuntas.

  3. Juan Moisés de la Serna dice:

    A pesar de que las drogas son de las adicciones que más consecuencias tienen sobre la salud, hoy en día estan surgiendo nuevas adicciones relacionadas con la tecnología, que cada vez está afectando a más jóvenes. También en ésto tendría que prestar atención los profesores para educar a los jovenes.

  4. Marta Estévez Jorge dice:

    Cuánta razón tienes Blanca. Es difícil cambiar este tipo de prácticas pero, la educación que se les pueden dar en contra de ellas a nuestros jóvenes, les servirá de base para confiar en ellos mismos y en un futuro puedan educar a sus hijos con los mismos valores recibidos.

  5. Claudia Liliana Ruiz Nova dice:

    Buenos días, pues al respecto, estoy completamente de acuerdo cuando Blanca expresa sobre la importancia de nuestro rol como formadores, ya que frente a una sociedad con crisis de valores y principios o como expresa la juventud de hoy día “La reestructuración de valores”, se hace necesario proporcionar las herramientas necesarias que les permita ser críticos y sobre todo responsables; a pesar de la influencia económica existente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

 

sin ellos y muchos más, no sería posible