Participé cómo voluntaria de un grupo de jóvenes que participaban en los Special Olympics. Estuve como monitora de un grupo de jóvenes de 18 a 30 años. Fue una experiencia muy gratificante y enriquecedora.