La familia, cuna de la solidaridad

 dia_de_la_familia

Hace unos días, uno de los responsables de Campus Solidario, me pedía escribir sobre la familia, para conmemorar el  Día Internacional de la Familia de este año 2014.

Nunca es fácil hablar de un concepto tan manido y manoseado como es el de la familia, ni siquiera cuando eres padre de 4 hijos y tratas cada minuto de tu vida en hacer crecer “tu familia“.

La familia, hoy por hoy, podemos considerarla como la base de la sociedad. Desde muy pequeños se nos enseña el valor de la familia. Desde el preciso momento de la procreación, nos volvemos parte de un mundo con derechos y obligaciones; pertenecer a una familia, así como tener una vivienda, un nombre y una nacionalidad son parte de los derechos que adquirimos y que tienen que ser respetados.

El pasado 27 de abril, el papa Francisco canonizaba a los papas Juan XXII y Juan Pablo II. Este último es conocido como el papa de la Familia. Durante su pontificado escribió “Amor y responsabilidad” y creó el “Encuentro Mundial de las Familia” junto a la “Jornada Mundial de la Juventud“.

La familia, sea de la religión que sea, se ha convertido desde hace muchos años en el núcleo de cualquier sociedad que se precie de serlo. Muchos regímenes han tratado de desestabilizar a sus conciudadanos utilizando todo tipo de armas. Los más feroces ataques han sido siempre contra la familia.

La Asamblea General de las Naciones Unidas instituyo en septiembre de 1993 el Día Internacional  de la Familia, que se celebra el 15 de mayo. Refleja la importancia que la comunidad internacional le confiere a la familia como unidad básica de la sociedad, así como su preocupación por la situación de la familias en todo el mundo.

El día internacional de las familias brinda la oportunidad de fomentar la toma de concienciación sobre cuestiones que afectan a la familia como unidad básica de la sociedad, así como la de promover la adopción de medidas adecuadas. Éste día puede ser un poderoso factor de movilización en favor de la familia para demostrar su apoyo a las cuestiones que la atañen de la manera más idónea para cada sociedad.

Los gobiernos, las organizaciones no gubernamentales, las instituciones académicas, los grupos religiosos y las personas, a título individual, pueden promover una mayor comprensión de las funciones y problemas, los puntos fuertes y los puntos débiles de las familias, mediante la organización de la celebración de este evento.

Cuando hablamos de familia podemos imaginar un grupo de personas felices bajo un mismo techo y entender lo importante que es la manutención, los cuidados y la educación de todos sus miembros.

El factor imprescindible es descubrir la raíz que hace que la familia sea el lugar ideal para forjar valores que nos hagan crear una manera de vivir más humana y esto influirá en la sociedad, en la convivencia con los demás.

El valor de la familia no son solamente los momentos felices o la solución a los problemas del día a día. El valor nace y se desarrolla cuando cada miembro asume con responsabilidad y alegría el papel que le toca desempeñar en esta unidad, ayudando así al bienestar, desarrollo y felicidad de todos los demás componentes de la familia.

Para que una familia sea feliz es indispensable que todas las personas que la integran participen en los mismos intereses, compartan gustos y aficiones y se interesen los unos por los otros.

Toda familia unida es feliz sin importar la situación económica. Los valores humanos no se compran, se viven y se dan como lo mejor que podemos ofrecer.

 Campus Solidario  desarrolla programas de formación, en los que personas especialistas en diferentes áreas de conocimiento ponen al servicio de personas sin recursos de todo el mundo sus habilidades tanto docentes como formativas, y lo hacen de una forma desinteresada, no en beneficio propio, sino para aquellas personas, aquellas familias que no pueden acceder a una formación, ni tan siquiera básica. Este trabajo solidario y desinteresado supone un estímulo al desarrollo de muchas personas que se benefician de una formación de calidad, que reporta grandes beneficios para la vida de las personas y de sus familia.

Enrique Martínez Bermejo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

 

sin ellos y muchos más, no sería posible