Voluntarios de 24h

 

 

 teddy-242848_1920

 

–          ¡Buenos días!, otra semana más, por aquí seguimos.

–          ¿Cómo está hoy?

–          Mejor, pero ahí estamos… esperando.

Esa conversación u otra parecida, se sucede cada lunes en aquella sala donde al fondo está la salita del cristal, la pecera donde está Marta, o Eva, o Pepe, o Marcos, o… tantos nombres a cuyo lado tienen un voluntario de 24 horas.

¿Quiénes son los voluntarios de 24h? Pues los que no comienzan apuntándose en un lugar, los que se apuntan porque la vida les da una mala noticia; las madres que viendo sufrir al hijo sienten el dolor en sus entrañas, los padres que viendo la enfermedad del hijo no pueden hacer otra cosa que luchar porque mañana sea mejor, los amigos que acompañan al enfermo y le hacen reír aunque por dentro estén llorando… Todos los que acompañan a tantos que pasan sus días el hospital, y que tantas veces se hacen la pregunta de ¿por qué a mí?. Ellos no pueden descansar, ni dedicar solo unas horas al día a ser voluntarios, porque tienen que estar siempre en guardia por lo que pueda pasar, bueno o malo.

Estas personas -pocas veces tienen un reconocimiento y menos veces se habla de ellos- pero su labor es muy importante, su fuerza emocional, su cariño, sus palabras de ánimo cada minuto, su lucha cuando hay que buscar una médula, un órgano, … mantener una vida es una realidad en tantos hospitales, en tantos hogares, en tantos lugares del mundo, que también necesitan que nos acordemos de ellos; porque gracias a ellos, a los investigadores, a los donantes y a los profesionales sanitarios, muchos de los pacientes dejan lejos la enfermedad para siempre. Porque para nosotros a lo mejor hoy no le ponemos cara a ninguno de esos voluntarios de 24h, pero mañana puedes ser tú, o tenerlo a tu lado en la cama del hospital.

En los últimos días, nuestros voluntarios de 24 h están más activos que nunca, tras la publicación de la Orden SSI/2512/2013, de 18 de diciembre ( BOE de 8 de enero de 2014), en esta orden “se regula el procedimiento de autorización para la realización de actividades de promoción y publicidad de la donación de células y tejidos humanos”. Esta orden regulará las campañas que se hagan desde asociaciones como  Pelones, Pelones, para que se pueda pedir la donación de médula por ejemplo. Nuestros voluntarios de 24 h, ahora además de hacer su labor van a tener que rellenar algunos papeles y esperar un tiempo, que a lo mejor… es más extenso de lo que dura una esperanza.

“Levántate

y mírate las manos,

para crecer

estréchala a tu hermano;

juntos iremos

unidos en la sangre

hoy es el tiempo

que puede ser mañana”.

(V. Jara. Plegaria a un labrador)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

 

sin ellos y muchos más, no sería posible